Libros de la Autora
Diario de viaje a Oriente (1850-51) y otras crónicas del viaje oriental
Editorial Corregidor, Coleccion Ediciones Academicas de Lieratura Argentina (EALA), Siglos XIX y XX - 2012 - Argentina

La edición crítica del Diario de viaje a Oriente (1850-1851), y otras crónicas del viaje oriental, de Lucio V. Mansilla, permite por primera vez el acceso del público lector a dos manuscritos ológrafos, hasta ahora inéditos, que dan cuenta del extraordinario periplo realizado por su autor a la edad de dieciocho años. Son aportes de esta edición: el análisis de las variantes textuales surgidas de la comparación entre uno y otro manuscrito –borrador y versión parcial corregida–, los vínculos con la literatura de viaje posterior del propio Mansilla, su ubicación dentro del contexto histórico, cultural y biográfico, la restauración, para lectores del siglo XXI, de ambos textos decimonónicos (que añaden, además, una invalorable fuente de datos al estudio del español bonaerense de mediados del siglo XIX), y la mostración de su perdurable y decisiva impronta genética en el imaginario y la cosmovisión mansillanas. Este trabajo fue realizado dentro del marco del Proyecto de Investigación Plurianual del CONICET, n.º 5878, sobre el tema “Los hermanos Mansilla, edición y crítica de textos inéditos u olvidados”, a cargo de la Dra. María Rosa Lojo y equipo, radicado en la Escuela de Letras de la Universidad del Salvador. El Dr. Luis Bollaert, descendiente directo del autor, permitió generosamente la publicación de este diario, hallado hace poco tiempo entre sus papeles de familia.

Identidad y Narración en carne viva. Cuerpo, género y espacio en la novela argentina 1980-2010.

María Rosa Lojo y Michèle Soriano Directoras. María Rosa Lojo y María Laura Pérez Gras Editoras.
Editoras. Buenos Aires: Universidad del Salvador, Convenio entre Universidad del Salvador y Universidad de Toulouse II
Le Mirail, 2010.

INTRODUCCIÓN
Por María Rosa Lojo

El presente libro refleja la prolongada y afortunadamente fecunda interacción de dos grupos de investigadoras. Uno de ellos radicado en la Escuela de Letras de la Universidad del Salvador y el otro perteneciente al GRAL, de la Universidad de Toulouse Le Mirail. Ambos acordaron, en el marco hospitalario de un convenio, la realización de un proyecto conjunto. El campo elegido, en consonancia con el equipo ya formado en la Universidad del Salvador, fue la novela argentina a partir de 1980. Los objetivos (más amplios en el anterior proyecto argentino) se ciñeron y acotaron, en cambio, teniendo en cuenta especialmente las inquietudes teóricas que motivaban las búsquedas del grupo francés. Las investigaciones ya realizadas y coordinadas por la Dra. Soriano se encaminaban de preferencia, a estudiar las vinculaciones entre géneros literarios y género sexual. En consecuencia, decidimos centrar la nueva indagación sobre tres ejes que definían áreas compartidas de interés: cuerpo, género y espacio. Los motivos sobraban: son esos tres vectores, en suma, los que construyen la identidad humana básica como lugar en el mundo, y los que diseñan, desde la literatura, un imaginario de esa identidad. De más está decir que dentro de ese marco y después de la crisis del 2001 la pregunta más acuciante (en lo que hace a cuestiones de esa índole) se refería a la identidad argentina en particular, que la sociedad percibía sacudida profundamente, hasta las bases mismas de un proyecto nacional autónomo y soberano cuyos doscientos años estamos hoy, por fortuna, celebrando.
Las preguntas se multiplicaban. ¿Cómo ha imaginado la novela argentina de las últimas décadas las identidades génerica y nacional? ¿De qué modo imprime su marca en la novelística la perspectiva femenina de género (enraizada en la historia de sus vicisitudes y transformaciones)? ¿Cómo narran los varones sus propios mandatos identitarios? ¿Qué cuerpos –de qué color, moldeados por qué prácticas culturales– son los excluidos o los incluidos en un imaginario fundador de la nacionalidad? ¿Hasta qué punto o no, sigue ese imaginario definiendo la/s identidad/es actual/es? ¿En qué espacios –de libertad o de cautiverio, de hogar o de intemperie, de patria o de extrañamiento– se mueven los personajes de estos relatos? ¿Qué tabúes, qué prohibiciones, qué mutilaciones, imprime sobre esos cuerpos y sobre los derechos de sus sujetos, el poder ilegítimo?  
Para contestar éstas y otras preguntas se extendió, ante todo, el corpus novelesco desde 1980 hasta el presente y los miembros del equipo eligieron con libertad los textos y autores que les parecieron especialmente significativos, en cuanto a la posibilidad de rastrear con fruto en sus obras tales interrogaciones y también en cuanto a su inserción dentro de las líneas fundamentales de la novelística argentina de las últimas décadas. Aun así, como toda selección, ésta siempre será parcial. No se propone, por cierto, deslindar un canon excluyente, y reconoce desde luego que también podrían haberse tomado otros escritores y escritoras. Esperamos, con todo, que la muestra aquí reunida resulte lo suficientemente representativa, al menos en cuanto a tendencias.
En lo que hace a esas “líneas estéticas e ideológicas” que constituían el objetivo del proyecto original, se han considerado las fundamentales: la novela de imaginación histórica, que con distintos matices y modalidades conforma quizás el tronco más frondoso de los últimos tiempos, y que se expande hacia, o se cruza con, la narración histórico antropológica, centrada en el juego (a veces trágico) de las diferencias culturales dentro de una nación nada homogénea; la novela política, enfocada en exilios exteriores e interiores, y en la parodia de los personajes e íconos entronizados en el poder dictatorial; las novelas que indagan –desde la memoria femenina– en los procesos de construcción del género y la subjetividad a través de la Historia; las mixturas y experimentos narrativos de toda índole (en particular las incursiones de Angélica Gorodischer en los llamados “géneros menores”: novela erótica, novela policial, así como en su juego engañoso con la superficie de la novela histórica).
Los autores estudiados describen un amplio arco generacional: sus fechas de nacimiento van desde 1926 a 1957. De “Padres/madres” a “hijos/hijas”, podría decirse, junto con segmentos intermedios, aunque faltarían los “nietos” de los primeros. De todas maneras, son estas generaciones las que han desempeñado un papel central en la forja del corpus narrativo entre 1980 y 2000, y también las que –ya superada la barrera del medio siglo– tienen una obra consolidada. En esta última década han surgido otras voces y corrientes, pero no es nuestro propósito focalizar ahora la investigación en ese lapso y en esos emergentes. Los últimos veinte años del siglo pasado demarcan el período de auge y formación (o reformulación) de las grandes líneas estudiadas aquí, dentro de las cuales los autores de los ‘80 y de los ‘90 han seguido produciendo sus obras en lo que va del siglo XXI (algunas de ellas son también incluidas en este estudio, por eso se ha flexibilizado su encuadre cronológico).
Predominan en este libro los artículos monográficos sobre un autor, autora, o libro (nueve en total); otros incluyen a más de un autor y realizan comparaciones (dos), uno se dedica a ofrecer un panorama general de la corriente cuantitativamente más importante o notoria del período (la novela histórica), aunque deteniéndose en textos de cinco escritores. La autora objeto de más estudios es Angélica Gorodischer, cuya obra es también tema de la tesis de doctorado de Maya Desmarais, así como ejemplo y apoyatura textual para la teoría de la Dra. Michèle Soriano sobre la “anamorfosis performativa” que la práctica literaria de las creadoras imprimiría al canon consagrado por una cultura predominantemente patriarcal.
Una serie de fichas bio-bibliográficas colocadas como apéndice por orden alfabético proporciona al posible lector extranjero y también argentino, información sintética sobre los escritores y escritoras que se han analizado en los estudios. Breves curricula de las investigadoras participantes también enumerados por orden alfabético, como los trabajos mismos que integran el volumen, se hallan al final del libro.
En la tarea de edición me ha acompañado la Lic. María Laura Pérez Gras, miembro del equipo, becaria del CONICET y doctoranda de la Universidad del Salvador.
   

Edición crítica de "Sobre héroes y tumbas" según el programa Archivos.

María Rosa Lojo Coordinadora
CRLA-Archivos- Universidad de Poitiers-CNRS (ITEM-UMR 8132). 2008. y Alción Editora, Argentina. 2009.

María Rosa Lojo Coordinadora

Norma Carricaburo Estudio Filológico. Colección Archivos, nº 60

CRLA-Archivos- Universidad de Poitiers-CNRS (ITEM –UMR 8132)

En Coedición con Dirección General de Asuntos Culturales

Ministerio de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto

De la República Argentina, 2008.

La presente edición crítica se ha propuesto ofrecer, tanto al lector culto como al estudioso, un texto consolidado, depurado de erratas repetidas a través de las muchas reimpresiones de la novela, pero también atento, a través del escrupuloso cotejo, a las correcciones deliberadas que fue introduciendo a lo largo de treinta años el propio Sábato. Oponiéndose al concepto de texto perfecto, acabado, y priorizando la productividad, en términos de Kristeva, Sábato aduce que la obra publicada no debe tomarse como perfecta sino "como los borradores menos deshonrosos" y "como la tentativa menos pobre".

El primer intento de edición definitiva es la publicación de Losada de las Obras de ficción, 1966. Sábato no logró con ella esa meta, pero sí se trata la primera edición con documentación genética de Sobre héroes y tumbas. Consideramos que la nuestra puede ser la definitiva, aunque siempre caben reservas, ya que se trata de un autor vivo.

Los apéndices incluyen la “Noticia Preliminar” que aparecía en la edición príncipe y que fue luego sustancialmente alterada, así como las sucesivas versiones, a partir de la edición príncipe, del “Informe sobre ciegos”. Hemos adjuntado, asimismo, material pre-textual y pre-redaccional. Para el establecimiento del texto no se pudo contar con los originales de la obra (por desgracia extraviados) pero sí con cuatro carpetas mecanografiadas, una correspondiente a cada libro, con correcciones de puño y letra del autor. También se han cotejado versiones --anteriores a esas carpetas-- de algunos fragmentos de la novela, así como fragmentos que no fueron integrados al texto final.

 

Los “gallegos” en el imaginario argentino

María Rosa Lojo (dir), Marina Guidotti de Sánchez y Ruy Farías

Vigo/La Coruña: Fundación Pedro Barrié de la Maza. 2008.

Los gallegos de Galicia (que terminaron englobando en su gentilicio a todos los españoles), cruzan la Historia argentina. Sin embargo, pese a su enorme incidencia demográfica y cultural, no abundan los estudios específicos sobre sus representaciones en el imaginario colectivo. El presente libro se propone saldar esa deuda, rastreando sus huellas en la prensa (Caras y Caretas), en el sainete o género chico criollo, y en la considerada “alta literatura”.

Una visión simplificada y a veces ferozmente denigratoria, se expresa en los “chistes de gallegos”. Anécdotas jocosas con personajes galaicos, donde destacan tanto la franqueza como la ingenuidad, se encuentran ya en obras de Juana Manuela Gorriti y Lucio V. Mansilla, y abundan en el sainete y en la literatura (sobre todo la memorialística) donde se va cristalizando su imagen como fieles criados y criadas domésticos, o como honrados trabajadores, en todo tipo de oficios. A medida que disminuye el flujo de inmigrantes y que no pocos de ellos logran la meta del negocio propio, va desapareciendo también la figura del criado y predomina la del honesto y confiable trabajador, que, desde el Libro extraño (1899) de Sicardi y otros textos de la época, llega hasta ficciones muy cercanas.

La otra cara del estereotipo positivo (definido por la honradez inocente, la bondad, la contracción al trabajo) se manifiesta en el llamado “ícono galaico” (Pérez Prado) de las caricaturas que ya empiezan a esbozarse en Caras y caretas hacia 1906, y que muestran un sujeto fornido y cejijunto, con el nacimiento del cabello (duro y de puntas hacia arriba) casi por encima de las cejas, sin frente, con mejillas siempre pilosas. Un tanto más cerca del orangután que del ser humano, a este ícono corresponden razonamientos burdos, torpezas e inconsecuencias. 

En parte por eso, una de las representaciones que la literatura no termina de asumir es la de tantos gallegos y gallegas intelectuales: editores, escritores, traductores, artistas y profesionales varios, que realizaron innovadores aportes. Pero no pocos autores contemporáneos trabajan en otras direcciones que desplazan al colectivo étnico tanto de la convencional honradez como de la estolidez. Abuelos y abuelas, padres y antepasados inmediatos dejan también una marca imborrable en relatos de la actualidad.

 Ficciones y memorias, así como muchos entrañables sainetes, capaces de complejidad y calidad estética, evidencian esta tensión constante entre las imágenes estereotípicas o brutalmente caricaturescas, y la compleja riqueza de tantos individuos, presentes en los genes y en la memoria cultural de la sociedad argentina. 

 
Edición académica de Lucia Miranda de Eduarda Mansilla

Por Maria Rosa Lojo y equipo
Editorial Iberoamericana - Verbuert. Madrid - Frankfurt. 2007

SOBRE LA OBRA Y LA AUTORA

La significación de Lucía Miranda en la cultura argentina

excede, por cierto, la obra que puntualmente nos

ocupa. Este personaje, que aparece por primera vez en

La Argentina manuscrita (1612) de Ruy Díaz de

Guzmán, tendrá larga descendencia, historiográfica y

literaria, hasta ya entrado el siglo XX. Con Lucía, la “cautiva

blanca”, la prenda codiciada por dos caciques indígenas,

se pone en escena un verdadero “mito de origen”.

La presente edición pretende no sólo dar a conocer un

libro olvidado, sino mostrar cómo éste se inserta en su

secular trayectoria. Entre los distintos textos que recrean

este episodio se ha elegido, para su reedición, la obra

de Eduarda Mansilla (1834-1892) por su complejidad

literaria y el alcance de su reconstrucción histórica y

porque, de cuantos escritores abordaron el tema (antes

y después de 1860), es la voz de Mansilla la que más

interés detenta en la literatura nacional de la que forma

parte fundadora.

 Links:

Agencia Telam

Los Andes

Sandra Pien

Clarin

Manuel Garcia Mansilla

Pagína 12

La Voz del Interior

La Gaceta de Tucuman

Sábato: en busca del original perdido
Editorial Corregidor. 1997. Argentina.

Sábato: en busca del original perdido, aborda la trilogía novelística sabatiana en su múltiple espesor simbólico, desde el núcleo vista/ceguera, luz/oscuridad, que la traspasa. La ambivalencia permanece en el funcionamiento de esta posición donde ninguno de los términos es simple o puro. La contaminación interna, el trastocamiento de valores y sentidos, determina que la vista sea también ciega (incapaz de iluminar el otro lado de la luna, la realidad que ama ocultarse) y que la ceguera constituya otra forma, transgresora y clandestina, subversiva y anómala, de la visión.
La indagación de lo otro, de o diferente, lo siempre oscuro a los ojos de la razón que discrimina, se confunde en la narrativa sabatiana con la imposible empresa de retorno a una totalidad primaria, a una matriz o texto original perdido, sepultado y borrado, indescifrable e ilegible, ajeno a la comprensión, que la escritura intenta reconstruir. Más allá de todas las máscaras visuales perduran las huellas ciegas de un conocimiento por el tacto, conocimiento erótico que reclama la entrega absoluta del cuerpo deseante –el cuerpo que busca lo uno en lo otro- el devoramiento y la fusión.
El retorno al cuerpo parece operar como el hilo de sentido, la sutura que une diversos niveles isotópicos, distintos registros de lectura: sicoanalítico, mítico, poético, sociohistórico, metafísico, gneosológico, en el re-curso a la memoria de la Unidad invisible e inaccesible para las estrategias que autorizan las normatividades (la de la moral y la del conocimiento). Recurso que subvierte y pervierte la tradición logocéntrica de Occidente en una experiencia que sólo el oxímoron podría articular: la experiencia agónica de la corporalidad llevada a su máxima tensión erótico – tanática.
Las teorías contemporáneas sobre el símbolo, la frecuentación de las poéticas romántica, simbolista y surrealista, y de otros intertextos culturales (no sólo literarios sino antropológicos), así como un complejo corpus teórico interdisciplinario que toma en consideración diversas líneas de análisis, sustentan el itinerario intelectual de estas páginas.

 

Acceda a un fragmento

 

El Símbolo: Poéticas, Teorías, Metatextos
Editorial. Universidad Nacional Autónoma de México. 1997. México

“La presente obra recoge las reflexiones teóricas de María Rosa Lojo en torno a la relación entre simbolismo y literatura, traza una historia de las concepciones del símbolo a partir del romanticismo, revisa además las principales líneas contemporáneas sobre este tema y se aboca finalmente al análisis del tratamiento que recibe el símbolo por parte de tres grandes autores argentinos contemporáneos: Jorge Luis Borges, Leopoldo Marechal y Ernesto Sábato”.

 

Acceda a un fragmento

 

Cuentistas Argentinos de Fin de Siglo Tomos I y II – Estudio Preliminar
Editorial Vinciguerra. 1997. Argentina

Una salvedad –un reparo importante- cabe hacerles, por lo general, a las antologías de cuentistas argentinos que suelen a aparecer: su criterio selectivo. Como si, por un fenómeno de ósmosis, participaran en exceso del género que las vertebra, dicho criterio, por su arbitrariedad y fantasía, parece no dejar de ser en tales selecciones una rama de la ficción.

No es el caso de Cuentistas Argentinos de Fin de Siglo. Ni en el volumen dedicado a autores noveles –que es ese sentido quizá reviste el mayor mérito en orden a la dificultad de la tarea-, ni en su “tomo madre”. Es decir el volumen integrado por los “narradores mayores” (por llamarlo del modo menos mercantil): nombres como los de Anderson Imbert, Battista, Bioy Casares, Kociancich, Modern, Blastein, Demitrópulos, Denevi, Gorodisher, Heker, Sorrentino, Tizón, Vázquez, etc., que, en todos los casos, revalidan su prestigio holgadamente y que, en algunos, muestran incluso costados apasionantes e inéditos. Tal es lo que ocurre con los textos de Libertad Demitrópulos –su impecable narración La felicidad, que debuta en esta antología –con La ceremonia de Alina Diaconú tomada de su admirable y primer libro de cuentos ¿Qué nos pasa, Nicolás? o asimismo en las casi testimoniales páginas con que Mempo Giardinelli exhuma la pesadilla de la dictadura militar desde un prisma diferente y humano: El castigo divino. Sin duda alguna en el tomo I de Cuentitas Argentinos de Fin de siglo están todos los que son y son todos los que están... para decirlo coloquialmente. Una “horizontalidad” que no ha sido lograda en desmedro de su profundidad: se trata de un mérito selectivo que corresponde a Lidia Vinciguerra.

Con relación al segundo y juvenil volumen que agrupa a los cuentistas que se ubican en las gateras editoriales, y como no podía ser de otro modo, la calidad es despareja pero eso sí: de un nivel uniformemente alto: Olga Zamboni, Marta Piris –que ha publicado más de un título- Ricardo Aznárez, Dolores de Vedia, Lily Prado de Ferreyra, se destacan y dan al conjunto del libro ese perfectamente logrado “tono” que, como decía Gide, “es casi todo”. Lo sociológicamente corioso que no aparece ningún rasgo generacional demasiado visible capaz de aglutinar a los autores ni hablarnos por añadidura de una determinada época; a no ser que esto mismo conforme, por omisión, alguna “seña particular visible” en la identidad grupal de esta camada de escritores noveles.

El estudio preliminar de María Rosa Lojo ofrece, con la solvencia intelectual y el ameno rigor que caracterizan a su escritura, una visión notablemente inédita y global, enriquecida desde el complemento de la historia y la sociología, de figuras entrañables de la narrativa argentina: Cortázar, Marechal, Silvina Ocampo, Roberto Arlt. Su trabajo nos permite vinular épocas, autores, contextos, el campo y la ciudad y otorga a los lectores una suerte de perspectiva capaz de convertirse en un verdadero “cicerone” para recorrer eficazmente las narraciones de la antología.

Fernando Sanchez Sorondo (La Gaceta Tucumán , 20/7/97).

 

Acceda a un fragmento


La “barbarie” en la narrativa argentina siglo XIX
Editorial Corregidor. 1994. Argentina

“Desde que el discurso sarmientino la arrojara con violencia polémica sobre la escena pública, la dicotomía civilización /barbarie ha significado los avatares de la vida política de la Argentina y ha marcado profundamente su imaginario social.

Luego de un capítulo preliminar donde se analizan diferentes aspectos teóricos de esta problemática (lo que incluye, desde una historia verbal y semántica de los términos en disputa, hasta las más actuales consideraciones de ensayistas argentinos, o de filósofos como René Girard y su provocativa tesis de la violencia como fundamento de toda cultura) la presente indagación aborda cuatro obras fundacionales de nuestra narrativa: Facundo, El Matadero, Amalia y Una excursión a los indios ranqueles.

Con sutileza minuciosa, una mirada atenta discrimina, en cada una de ellas, los registros y maticesde uso de la noción (imagen e idea) de la “barbarie”, así como su inscripción, en tanto zona de la afectividad y categoría estética, más allá del rechazo filosófico o el anatema político. Se destaca, en este marco, el caso singular de un Mansilla, que, pese a ciertas distancias infranqueables, puede reconocer abiertamente en “el otro”, en el “bárbaro”, también al “mismo”.

Un capítulo final de balances y perspectivas diseña la transformación de las representaciones de lo “bárbaro” hacia las postrimerías del siglo XIX, y los comienzos de un “mito gaucho” que alimentará incluso –y acaso sobre todo- a través de la modernidad y de la vanguardia, buena parte de la literatura del siglo XX.
En este texto donde un lenguaje de poderoso atractivo demuestra que el ensayo crítico, sin perder rigor, es también una forma de la literatura, maría Rosa Lojo –escritora ya ampliamente conocida a través de sus obras de ficción y poesía- presenta los resultados parciales de su último proyecto de trabajo como investigadora del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas. Este volumen promete continuarse en otro tomo sobre la “barbarie” en la narrativa de nuestro siglo”.

 

Acceda a un fragmento
libros  |  artículos  |  capítulos de libros  |  congresos
home  |  contactos  |  mapa de sitio  |  acerca de la autora  |